CONSEJOS PARA PRINCIPIANTES EN BICICLETA

Viajar en bicicleta abre un nuevo mundo de oportunidades. Con una bicicleta, de repente puedes transportarte más lejos y más rápido de lo que es posible a pie. No está atado a un horario de autobús o tren y no tiene que pagar una tarifa para llegar a donde quiere ir. No solo es mucho más barato comprar una bicicleta que un automóvil, sino que el único combustible requerido para una bicicleta es un golpe de pedal. Andar en bicicleta para el transporte diario es beneficioso tanto para la tierra como para tu salud. En pocas palabras, viajar en bicicleta equivale a libertad.

La parte más difícil de moverse en bicicleta es comenzar, por lo que hemos reunido nuestros consejos favoritos para ayudarte a comenzar el viaje.

1. Puedes desplazarte en CUALQUIER bicicleta.

No hay reglas. Cualquier bicicleta que tengas probablemente hará el trabajo. Pero, si está buscando comprar una bicicleta nueva específicamente para viajar, hay un par de cosas que debe considerar.

  • ¿Qué tan lejos viajarás y qué tan rápido quieres/necesitas llegar allí?
  • ¿Tendrás que recoger tu bicicleta para subirla por las escaleras, etc.?
  • ¿Tu viaje incluirá caminos en mal estado o fuera de la carretera?
  • ¿Vas a escalar colinas o tu viaje es relativamente plano?
  • ¿Conducirás bajo la lluvia y la nieve?
  • ¿Eres un ciclista seguro?
  • ¿Cuál es tu nivel de condición física actual?

Bicicletas de Ruta/ Hibridas: Para viajes de larga distancia, paseos en los que quizás tengas que levantar la bicicleta y subir escaleras, o si solo quieres andar rápido y viajarás por superficies pavimentadas, las bicicletas de carretera o híbridas son una excelente opción.

GravelMountain bikes: Las bicicletas con neumáticos más anchos y calugosos pueden ser beneficiosas para los viajes diarios que pueden involucrar caminos en mal estado, senderos para bicicletas sin pavimentar o condiciones climáticas adversas. A veces, una horquilla de suspensión delantera puede hacer que el viaje sea más cómodo si conduces sobre superficies que no siempre son suaves.

E-bikes: Si estás buscando llegar más rápido a tu destino y tienes la capacidad de elegir la cantidad de ejercicio que deseas realizar, las bicicletas eléctricas son una excelente opción. Las bicicletas eléctricas son asistidas por pedal, lo que significa que el motor alimentado por batería igualará la potencia que pones en los pedales en un porcentaje específico. Las bicicletas eléctricas también son una excelente opción si vas a transportar una carga pesada, como las compras o un remolque para llevar a los niños. Es posible que una bicicleta eléctrica no sea la mejor opción si debes cargar en brazos tu bicicleta en cualquier punto del viaje (subir las escaleras en la oficina o el departamento).

Bicicletas usadas: No tienes que comprar una bicicleta nueva para comenzar a desplazarte. Consulta los listados locales de bicicletas usadas y las tiendas de segunda mano, es probable que haya una bicicleta que pueda llevarte de A a B. Si compras una usada, asegúrate de que la bicicleta te quede bien y esté en buenas condiciones de funcionamiento. ¡Una bicicleta mal ajustada que se descompone constantemente te desmotivara y además estarás en constante peligro de llegar tarde al trabajo!

2. Segura y preparada.

Cada vez que te subas a una bicicleta, asegúrate de que tú y tu bicicleta puedan ser vistos y de que estés equipada para cualquier cosa que pueda salir mal.

  • Se consciente de las leyes locales de tu comunidad. A veces se requiere que las bicicletas tengan luces delanteras y traseras para andar en la carretera. De todos modos, siempre es una buena idea tener luces si viajas en la carretera con automóviles.
  • Conoce las reglas de tránsito y practica técnicas seguras de manejo de bicicletas, como señalizar con las manos.
  • Usa una campana cuando andes en bicicleta por la ciudad y en ciclovías de usos múltiples.
  • Lleva siempre contigo un kit de reparación de cámaras y aprende a usarlo. Los pinchazos siempre son una posibilidad, practica un par de veces en tu casa para estar lista cuando esto suceda.
  • Con un mantenimiento regular, puedes mantener tu bicicleta funcionando perfectamente para tus viajes diarios. Planea un viaje a tu tienda local de bicicletas para una revisión completa y servicio cada dos meses.

3. Cualquier ropa puede ser ropa de ciclismo.

Así es, no tienes que usar Lycra o Spandex para andar en bicicleta, ¡uf! Básicamente, si te sientes cómodo y tu ropa no afecta tu capacidad para andar en bicicleta, estás listo para comenzar. Dicho esto, hay un par de cosas que quizás quieras considerar al preparar tu guardarropa para ir al trabajo en bicicleta.

  • Evita usar ropa holgada cerca de cualquier parte de la bicicleta que se mueva (como la cadena, los engranajes y las ruedas). Asegura tus pantalones anchos con una correa, dentro del calcetín o arremangalos. Ten cuidado con las bufandas sueltas o las chaquetas largas, que fácilmente se enganchan en las ruedas y la cadena.
  • Vístete en capas. A veces, la temperatura cuando llegas a donde vas puede ser diferente a cuando te fuiste, ¡además de que puedes sudar!
  • Si planeas viajar en bicicleta en condiciones húmedas, los pantalones impermeables, los zapatos impermeables, la chaqueta impermeable y las bolsas impermeables serían una inversión inteligente.
  • Cuando vayas en bicicleta al trabajo, considera traer una muda de ropa o incluso esconder algún atuendo apropiado para el trabajo en la oficina. Además, echa un vistazo a estos consejos que te ayudarán a pasar de la bicicleta al escritorio con estilo.

4. Encuentra una forma de llevar tus cosas.

Cuando te deslazas en bicicleta, puedes empacar tu equipo en la bicicleta, en tu cuerpo o en ambos. Todo depende de cuánto estés transportando y qué tipo de bicicleta tengas. Algunas bicicletas, como las gravel, las híbridas, y mountain bike básicas, tienen soportes para parrilla que pueden ayudarte a transportar tus cosas en alforjas. Otras bicicletas pueden no tener tantas opciones. Al elegir una forma de llevar tu equipo, asegúrate de que cualquier bolsa que lleves en tu cuerpo se ajuste perfectamente y no se mueva mientras conduce. Las bolsas impermeables son una buena opción si planeas viajar en una variedad de condiciones climáticas.

5. Ponle candado a tu bicicleta.

Nunca puedes evitar al 100 por ciento que te roben la bicicleta. Sin embargo, puede tomar medidas para ayudar a reducir el riesgo de robo. Estos son nuestros mejores consejos::

  • Ten cuidado con la ubicación. Asegura tu bicicleta a un objeto que no se pueda cortar o mover y asegúrate de que el área esté bien iluminada.
  • Retira de la bicicleta todos los accesorios que no estén bloqueados.
  • Consigue un buen candado. La mayoría de los candados para bicicletas tienen clasificaciones, échales un vistazo y consigue algo con lo que te sientas cómoda.
  • Si las ruedas y el tubo del sillín son de liberación rápida, consigue tornillos de seguridad para estos elementos o aseguralas con un cable y retira el sillín.
  • Si tu bicicleta no se puede reemplazar fácilmente (es muy cara y/o única), no la pierdas de vista.